Panceta Ibérica


La Panceta, que también se le conoce como tocino o bacon, es un tipo de carne que se encuentra alojado bajo la capa de la piel del cerdo. Es tras la papada, la carne más grasienta que se puede obtener del cerdo. La panceta no es exactamente bacon, aunque si proviene de la misma parte del cerdo. La diferencia está en que el bacon sufre un proceso de ahumado que le da un sabor intenso.

Como cualquier embutido, la Panceta se puede consumir de manera cruda, aunque es preferible hacerlo cocinada para que reduzca un poco la gran cantidad de grasa que tiene. Es ideal para barbacoas o bien para acompañar a verduras.

¿Qué es la panceta de cerdo ibérica?

La panceta es un tipo de carne que procede de las capas grasas subcutáneas del cerdo. Se trata de una carne especialmente grasa, sobre todo si la comparamos con otras chacinas como el jamón, por ejemplo, por lo que se suele consumir prácticamente siempre cocinada, ya sea frita en la sartén o como añadido a diferentes tipos de platos, como guisos, arroces, platos de pasta o incluso pizzas.

Al igual que pasa con otros derivados del cerdo, no es lo mismo en términos de calidad, aroma o sabor una panceta proveniente de un cerdo “normal”, alimentado de pienso, que de un cerdo ibérico que ha vivido y se ha alimentado en la dehesa.

Si bien en algunos sitios, sobre todo en hispanoamérica, a la panceta se le llama indistintamente tocino o bacon, de forma general en España nos referimos con el término bacon a la panceta que ha pasado por un proceso de ahumado, y con el término tocino a la grasa propiamente dicha del cerdo.

¿Cómo hacer panceta ahumada casera?

En cualquier caso, convertir panceta (si es producto ibérico, mucho mejor) en bacon, es decir, en panceta ahumada, no es un proceso nada difícil siempre que tengamos un ahumador o un horno que permita dicha función. En primer lugar se tiene que curar la panceta con una mezcla de sal de cura, sal gruesa normal y azucar moreno. Posteriormente, refrigerar la pieza en una bosa de plástico sellable durante 7 días, dándole la vuelta cada día durante este periodo. Por último, solo resta el proceso de ahumado en el horno, para lo que será importante que la panceta tome primero temperatura ambiente de forma natural para luego ahumar y cocinar la pieza durante unas 4 o 5 horas. 

Product added to wishlist
Productos agregado para comparar

Usamos cookies propias y de terceros para estadísticas navegación. Si navega signifca que lo acepta. Vea política de privacidad.