El Blog de Distribuciones Gordito

¿TIENE DEMASIADO TOCINO UN JAMÓN IBÉRICO?

Una de las afirmaciones que mas nos hacen nuestros clientes, es que el jamón tiene mucho tocino o grasa. Y es verdad que una vez comienzas a cortar el jamón solo sale tocino y tocino y parece que nunca va a salir jamón, entonces, te das cuenta que has tirado a la basura ya como un kilogramos entre corteza y grasa.

Tu cabeza empieza a dar vueltas pensando que te has gastado un pastizal para no disfrutar nada. Pero la realidad, es que en el momento que aparece las primeras vetas de jamón, nuestra mente solo piensa en catar ese manjar con tan buena pinta y una vez probadas las primeras lonchas, tu ser sonríe para sí mismo, enorgullociendose de lo acertada que ha sido la decisión de elegir ese jamón ibérico.

Pero volvamos al problema que en este artículo nos atañe; que no es otro que: ¿si el Jamón tiene demasiada grasa?

Hay varios factores que explican esta demasía de grasa en el jamón ibérico, y son los siguientes:

  1. Cuanto más ibérico sea el jamón más porcentaje de grasa tendrá este. Y cuanto su alimentación más de bellota sea, también su cantidad será mayor. Si hablamos del jamón 100% ibérico de Bellota que sería la gama mas alta de jamón y el que sin lugar a duda representa al pata negra español, podemos hablar de que este jamón proviene de cerdos que se caracterizan por tener una acumulación de grasa en la parte exterior del músculo y unas vetas intramusculares más finas que los cerdos de otras razas.
  2. La curación del jamón es otro de los factores a destacar, y es debido a que al utilizar cerdos más puro de razas que los que se consumían anteriormente, es necesario una curación mas duradera. Esta curación de más tiempo  exige una  mayor cantidad de grasa para que este se cure de manera uniforme.
  3. Para que no este salado el jamón: La tendencia en nuestro mercado es a obtener productos bajo en sal, con el fin de conseguir elementos más saludables. Por este factor, necesitamos otras herramientas para proteger el jamón de los organismos que puedan echarlos a perder. Existen estudios que nos afirman que la grasa frena la penetración de la sal hacia el interior del jamón, debido a que se difunde peor que en el magro. Así pues, cuanto más tejido adiposo exterior tenga el jamón, más tiempo tardará la sal en llegar a la carne. El inconveniente es que la mayor parte de esta grasa no será comestible e irá directamente a la basura.

Pues En Distribuciones Gordito esperamos que con esta explicación más o menos acertada, la próxima vez que vayamos a comprar jamón y tengamos que abrirlo, no nos duela tanto el tener que tirar las primeras capas de tocino, porque esto querrá decir que es un jamón de alta calidad y que habrá contribuido a su sabor inmejorable.

 

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

copyright © 2019 PrestaShop Modules by Inveo